Venezuela, Paz y Futuro.

Hoy Venezuela esta gobernada por un grupo que fundamenta su acción en la concepción de un estado de guerra permanente, justificativo para el control de todos los espacios del hombre como modelo filosófico del ejercicio de los derechos fundamentales del individuo y la sociedad que aspiran, apropiando incluso la moral del pueblo; pero como todo modelo totalitario también ha fracasado, sin embargo persiste la estupidez del hombre en seguir estos sistemas que solo han servido para atracar la dignidad de los Pueblos.

Si bien la Paz es medio a la felicidad y constituye la aspiración de todos los sistemas que buscan la organización social de los Pueblos como garantía de una vida digna, el concebir la existencia de un estado de guerra permanente para alcanzarla es históricamente una estupidez; la guerra se sostiene en el odio, la mentira, el cinismo, la división, el miedo e implica destrucción como acción, sin distinguir de hombres o cosas, garantiza sí conseguir como resultado un estado en ruinas, bajeza de humanidad, rapiña, muerte y al pueblo sometido como sostén de la paz o en la paz de los cementerios, dado que en la guerra son los pueblos quienes ponen los muertos, no sus dirigentes, hecho compatible con la predica de imponer seguridad social para garantía del orden con el sacrificio de la libertad de los pueblos.

En Venezuela, este ha sido el resultado de sostener un estado de guerra permanente como acción, ha permitido al grupo gobernante, el ejercicio del control total de los espacios individuales y sociales de la población durante 16 años, hoy existe una País estructuralmente destruido, económicamente en ruinas, con un baño constante de sangre, ocupado militarmente y en estado de incertidumbre moral con lo cual se pretende anular el valor de libertad, todo ello ha dado paso a la corrupción desmedida en esos gobernantes y sus militares custodios, quienes se han hecho de riquezas incalculables, acción de gobierno que ha logrado el milagro de quebrar un País petrolero generando el hambre del Pueblo, la escasez generalizada, una inflación desmedida, inseguridad desbordada y su ruina moral, es decir, han desarrollado en la practica en forma total la teoría y concepto de ¡ la bestia humana ! que edifica su riqueza y acción sobre la ignorancia y oscurantismo del Pueblo explotando sus necesidades como vía para esa riqueza corrupta.

Corresponde como remedio elevar al hombre en su interior para que individuo y sujeto social alcancen revertir la división y el miedo como contenedores de la reacción del Pueblo, esto solo se logra mediante la educación, la información cierta e imprimiendo valores humanos que permitan la organización y la respuesta social, es decir, la inacción frente a esta situación solo es culpa del propio Pueblo que acepta desde el miedo ser sometido y no hace juicios de valor, es indispensable ganar luz en la comprensión de los hechos, de allí el terror que estos regímenes tienen por la educación, la moral y la Iglesia.

Esa reacción debe ser organizada para transitar sin detenerse el camino hasta desalojar del poder estos grupos delincuenciales, pero, esta labor debe estar llena de contenido en valores de dignidad humana, libertad, justicia y racionalidad de ejecutorias sociales, entendiendo que no es posible llevar negociaciones honestas con los grupos a desalojar sin comprometer los principios que sostienen los valores que motoricen esas luchas.

Es imposible negociar sobre la libertad de los hombres, sobre la necesidad del ser ciudadanos, o de la igualdad de todos en el sometimiento a la Ley y en la necesidad de hacer una justicia independiente, imparcial y honesta, lo contrario es garantizar la continuidad de la destrucción instaurada hasta la ruina total, es decir, la perdida del concepto de nación y del sentido de pertenencia como resultado final del profundizar división o diferencias entre el Pueblo, así llegaremos a la implosión nacional y territorial, es decir, a la división del País para forjar varios Estados.

Aún estamos a tiempo, desde lo mas profundo del ser, del ciudadano debe forjarse la solución, entendiendo la soledad que se vive, hay que vencer la división y el miedo, somos capaces, demos el paso.

Advertisements
Posted in Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Recent Comments
Categories
%d bloggers like this: