Revocatorio Presidencial 2016

 

Venezuela vive una crisis global que abarca todo su espectro social, económico, político etc., crisis que se profundiza cuando buscas la ruta para lograr su solución, porque brotan ante tus ojos hechos evidentes que estaban ocultos a todos. Así, si bien el País logró el reconocimiento de su deseo de cambio el 6 de diciembre de 2015 cuando en elección nacional dio una mayoría abrumadora a la oposición, observamos que en la Asamblea Nacional electa se encuentra la mayoría de la dirigencia opositora, cuyas organizaciones políticas se integran en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), de allí que la conducta desplegada por ambas Instituciones dejen al descubierto que no existe unidad frente a la crisis y al régimen que detenta el poder en Venezuela, peor aún, hacen evidente que la dirigencia política de la oposición – con contadas excepciones –  no esta a la altura del momento que vivimos y sus carencias ponen en riesgo al País, observemos que en sus discursos nos refieren las distintas vías posibles para lograr en forma definitiva pacifica y constitucional dar salida a la crisis y desalojar del poder a sus cínicos causantes, pero no sé acuerdan para ello, dejando así abierta la ventana que nos permite ver la división, la existencia de intereses personales o partidistas egoístas, que colocados sobre la situación que vivimos los Venezolanos, generan mayor inseguridad y angustia en la Sociedad Civil, pues descubre que la Sociedad Civil se encuentra rezagada en lo conceptual, sin organización y sin objetivos claros, que no se reconoce identidad, que ha vivido sobre las gestas de sus antepasados que recorrieron media Sur América llevando Libertad sin conquistar,  peso histórico que no conoce con la profundidad requerida para su compresión, para que genere en esa Sociedad identidad y conocimiento de su esencia, lo cual le impide dar como sociedad una respuesta concreta y firme a la crisis al no poder reconocerse como Nación, esto hace aún mayor la probabilidad que pudiera ocurrir una insurrección sin dirección, cuya consecuencia sea la disolución o división del Pais como lo conocemos, o un conflicto generalizado que pudiera involucrar a sus vecinos, creando un riesgo de elevar el conflicto por toda América del Sur y el Caribe.

La solicitud del Referendo Revocatorio Presidencial en 2016 como vía pacifica y constitucional con una altísima probabilidad de éxito, por un lado abre esperanzas al Pueblo, pero también ha resaltado las diferencias en la oposición, donde alguno de los partidos que la integran ven en el Revocatorio Presidencial en 2016 un mecanismo que puede poner en riesgo las prebendas obtenidas, prebendas que una vez desalojado del poder el modelo desastroso que hoy impera en Venezuela, ven en riesgo de generarse nuevas elecciones generales para dar viabilidad a los tiempos por venir, en las cuales no contarían con el portaaviones que en la Sociedad impone el logro de la meta o fin primordial, recuperar el poder para la democracia.

Ante este panorama el régimen desarrolla un plan para su permanencia, por un lado sus amos (Castro-Comunismo) hacen uso de sus lacayos internacionales para crear mecanismos de diálogos; usan el cinismo del TSJ y CNE para retrasar y llevar al 2017  el Referendo Revocatorio Presidencial; generan miedo y desesperanza en el Pueblo mediante el uso de las FANB y sus colectivos o fuerzas de choque, confrontando con violencia al País que protesta, y lo último, violando la Constitución ha creado de hecho un cogobierno cívico militar que si bien implica una renuncia tacita de quien detenta la presidencia de la República, busca obstaculizar y generar mayor confusión a los mecanismos constitucionales de los cuales puede disponer la Sociedad Civil para lograr la solución a la crisis, que en ausencia de claridad, coraje y compromiso de la dirigencia política, se sabe gana como único objetivo el tiempo necesario para asegurar su permanencia, o en su defecto busca generar un nuevo liderazgo militar.

Esta realidad nos obliga como Sociedad Civil a actuar y organizarnos en forma simultanea, a exigir y presionar oportunamente por el Referendo Revocatorio Presidencial en 2016, o se perderá la República… Dios Salve a Venezuela.

 

Advertisements
Tagged with: , , , , ,
Posted in Opinión Juridica

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Recent Comments
Categories
%d bloggers like this: