Colaboración o Resistencia

Los venezolanos hemos resistido por más de 18 años un ataque despiadado ejecutado por una pandilla criminal instalada en el poder, despliega desde entonces una estrategia que busca la sumisión de los venezolanos como mecanismo para  perpetuarse en el poder; reconocido el error de elegirlos, Venezuela inició el párate al régimen, sin embargo, muchas cosas permitieron su consolidación, entre ellos, el miedo, la falta de claridad en objetivos, errores de conducción y estrategia desde la dirección opositora, intereses personales y partidistas,  por todo ello hoy pagamos con creces, lo insólito es que no existen responsables que asuman errores y siguen dirigiendo.

Los venezolanos afirmamos la vida en libertad, democracia y con dignidad, estos valores nos han permitido resistir; durante más de 120 días este año en las calles dejamos evidencia de nuestra determinación en ello, entendiendo que solo la caída y salida de la pandilla narco-terrorista del poder es garantía cierta de Libertad y Futuro, sin embargo, parece que aún la dirección política de la oposición no ve lo mismo, la misma dirección sigue ciega ante la realidad.

Esa dirección política, pese al alto respaldo recibido en las calles, a la expresión masiva de acompañamiento y compromiso dado en el plebiscito del 16J, se mantiene sorda al grito de Libertad y de desesperación social de todo un pueblo, sin importarles la disgregación social ocasionada; sin importarles el rompimiento de todas las estructuras del entramado social que dan forma al País, que abre la posibilidad de su desmembramiento y desintegración, sin observar esto, se han sumado al rumbo electoral diseñado por la Dictadura, tal vez rendidos, frustrados por su falta de confianza en sí mismos, la perdida de rumbo en ellos, o ante su angustia en quedar por fuera del reparto de las riquezas de Venezuela, lo cierto, es que participan del pretendido festín electoral bajo la conducción de la dictadura, del mismo CNE desconocido por el pueblo y por ellos, de la llamada Asamblea Nacional Constituyente cuya ilegitimidad no puede negarse aún con el acompañamiento de esa oposición en el pretendido proceso electoral, sin embargo reconocemos que participar es su derecho.

De esta manera, Venezuela está dividida en dos partes, una que conforman el régimen y la oposición por él construida que participan con fórmulas electorales para visualizar paz y convivencia, o sea, en normalidad fingida, pretendiendo ignorar a la otra parte, aquella que resiste ese régimen, la que busca Libertad y Futuro, la que entiende que la paz sin libertad es sumisión, es servilismo, y que la Paz verdadera solo puede existir una vez caiga y salga la dictadura, esta postura también es un derecho.

La ceguera y sordera política de esa parte del País, les lleva a dividir a los venezolanos entre porcentaje de participantes en la comparsa electoral, y porcentaje “abstencionistas” , único concepto que puede brindar solidez a su visión y alegría a sus oídos, pero, no ven, no oyen, y así mud-an.

Lo cierto es que, desde la perspectiva de lo sucedido,  de lo que aún sucede en Venezuela, la realidad es otra, una buena parte de venezolanos hemos mantenido la Resistencia en la búsqueda de un País para todos, un País fundado en valores como garantía de Libertad, Prosperidad y Futuro, por eso, haber entregado nuestras vidas normales para plantear una lucha desigual, asimétrica, asumiendo y soportando sus consecuencias ha sido heroico, pero, haber entregado una vez más la conducción a una dirección que aparentó comprender el sentir de todos fue un error, esa dirección ha girado 180 grados para acompañar al régimen, ha mudado, generando como consecuencia un descalabro en la lucha, y la necesidad de replegarnos para fortalecernos, reorganizar y planificar nuevas estrategias, pero, también obligó a muchos libertadores a resguardarse y buscar seguridad en países vecinos, o en lugares recónditos de Venezuela, oxigenando la dictadura, por ello, aún vemos a los perros del régimen actuando arbitrariamente en persecución de nuestros libertadores, violando derechos humanos, sometiendo a torturas inimaginables a nuestros héroes, permitiendo el asesinato sistemático diario de nuestros niños y ancianos por la falta de medicamentos y alimentos, violando sistemáticamente los derechos humanos de aquellos que han debido partir, al negar no solo la posibilidad de financiamiento de su estadía en el exterior, también negando el derecho a tener un documento de identidad al no generar los pasaporte requeridos desde el exterior, empujando de esa manera a muchos a ser objeto de explotación, prostitución y del tráfico humano. Todo esto ha quedado para alimentar nuestra disposición de lucha, pero ha sido olvidado en quienes tratan de animar a los venezolanos a la colaboración y convivencia electoral con el régimen.

Si bien, el festín electoral no termina de armarse, pues Venezuela Resiste, la realidad se descubre en una Venezuela conformada por ese régimen, y otra, conformada por la Resistencia que se niega a participar, que no reconoce la legitimidad del régimen, ni del CNE, ni de la ANC, por consiguiente tampoco reconoce el proceso electoral ilegitimo que se ha organizado, de allí que toda autoridad electa en esos comicios fraudulentos será inexistente para la Venezuela que Resiste, al igual que lo es la ANC cuya autoridad y reconocimiento aún busca imponer el Régimen.

Venezuela al igual que la Francia de 1940, se encuentra en la disyuntiva de aquellos que bajan su cerviz para participar y colaborar, la Francia de Vichy, quienes pretenden normalidad fingida de una parte, y la otra, quienes resistieron la ocupación Nazi, la Francia Partisana de Charles De Gaulle, es decir, quienes no participaron de la colaboración y tomaron la Resistencia como fórmula de lucha, por ello, no existirán abstenciones, cada venezolano que no acuda a las urnas de esa elección fraudulenta, será en conciencia un NO PARTICIPANTE!,  ese concepto define a quienes optamos y ejercemos el derecho de ser hombres libres, en quienes tenemos viva la esperanza, en quienes mantenemos la ruta de  Resistencia No Violenta en la búsqueda masiva de una desobediencia civil, con un objetivo claro, coherente y persistente que debe ser sostenido hasta la salida total del poder de la pandilla criminal que se apoderó del País y de sus colaboradores, Venezuela cambiará, la verdad se impondrá sin ceder al chantaje y al miedo,  el final está cerca y los valores de nuestra cultura renacerán en Libertad abriendo futuro y prosperidad a todos los hombres de buena voluntad… la ruta..

 ¡Soy Venezuela!!

 

Advertisements
Tagged with: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Posted in Opinión Política, Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Recent Comments
Categories
%d bloggers like this: